fbpx

Cierre fiscal y contable, consideraciones a tener en cuenta

By noviembre 26, 2018 diciembre 10th, 2018 Blog
Cierre fiscal y contable. González Abogados y Asesores

Si eres autónomo o tienes una pyme debes saber que se acerca el cierre fiscal del año en curso. Éste finaliza el 31 de diciembre de 2018. En enero de 2019 debemos empezar a presentar cierta documentación sobre este ejercicio. Por ello, debemos prestar especial atención a que tengamos al día el libro de contabilidad, las facturas, los ingresos, los pagos, los contratos, las nóminas, y un largo etcétera. Algo que puede resultar tedioso si no tenemos nociones sobre contabilidad y fiscalidad. Así pues, debemos atender a ciertas consideraciones básicas.

En González Abogados y Asesores creemos oportuno aportarte las claves necesarias a tener en cuenta para realizar con éxito el cierre fiscal y contable como autónomo o para tu pyme. Con esto, puedes hacerte una idea general de qué documentos debes tener actualizados. Además, es importante que guardes siempre una copia de todo para poder presentar en posibles inspecciones de Hacienda.

Cierre fiscal y contable, consideraciones

Hay que tener en cuenta que la contabilidad y la fiscalidad de una empresa van  de la mano. Y que, como ya sabrás, muchos de los impuestos se pagan de manera trimestral. Sin embargo, hay otros modelos a presentar que son anuales como es el caso del modelo 190. Éste es el resumen anual del modelo 111, en el que se declaran las retenciones practicadas a los trabajadores o empresarios que hayas contratado a lo largo del año. Estos y otros trámites pueden resultar bastante tediosos. En González Abogados y Asesores te recomendamos las siguientes cuestiones importantes de cara al cierre fiscal del año 2018:

  • Tener soporte documental de todos los apuntes. Esto es: facturas, contratos, nóminas firmadas, etc.
  • Tener la conciliación bancaria al día. ¿Por qué? El banco puede recordarte de esta forma algún gasto que se te haya pasado por alto y que no registrases en tu contabilidad.
  • Prestar especial atención a que no falte ninguna factura de profesionales o de nóminas por contabilizar.
  • Tener un exhaustivo control de las facturas pendientes de cobro y pago. Esto servirá para comprobar que la contabilidad está correcta, proporcionando así información muy útil de tu situación como autónomo o la situación de tu empresa.
  • Llevar un control absoluto de las existencias de mercaderías u obras en curso. Su importancia reside en que puede hacer variar sustancialmente la cuenta de resultados.
  • Comprobar que está correcto el control de inmovilizado o bienes de inversión para que la amortización esté perfecta también.
  • Tener en cuenta los ajustes contables necesarios a realizar en el ejercicio.

Modelos tributarios a presentar

Posiblemente el principal dolor de cabeza de los autónomos y las pymes son los modelos tributarios. Los modelos tributarios son una serie de documentos que informan a Hacienda sobre la actividad económica de un autónomo o una empresa. No siempre hay que pagar un impuesto. En muchas ocasiones sirven simplemente para informar de forma transparente sobre la situación fiscal y contable de tu empresa. Para aclararte más las ideas, debes saber que existen dos tipos de modelos tributarios:

  1. Impositivos. Se trata de aquellos modelos cuya presentación es requerida para realizar el pago o para declarar un impuesto. Como autónomo hay dos impuestos que hay que tener en cuenta: el IGIC y el IRPF.
  2. Informativos. Con ellos simplemente informamos a Hacienda sobre la actividad económica que estás desarrollando.

Así mismo, también se pueden distinguir otros dos tipos de modelos en función de la periodicidad de la presentación de los mismos:

Modelos trimestrales

Entre los que se encuentran:

  • Modelo 303. Es la autoliquidación del IGIC. Recae sobre el consumo gravando aquellas entregas y prestaciones de servicios.
  • Modelo 130. Es la autoliquidación del IRPF. Con este modelo se declara el beneficio que se obtiene durante un período de tiempo. Ingresando así un porcentaje en concepto anticipado de la declaración anual del IRPF.
  • Modelo 111. Es la autoliquedación de rentenciones e ingresos a cuenta, del rendimiento del trabajo y de todas las actividades económicas, premios, ganancias patrimoniales e imputaciones de Renta.
  • Modelo 115. Es la autoliquidación de rendimientos que proceden del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos. Es decir, si pagas cierta cantidad por arrendar un local.

Modelos anuales

Entre los que se encuentran:

  • Modelo 180. Se trata de una declaración informativa de aquellos rendimientos que provienen del arrendamiento de inmuebles urbanos. Es el resumen anual del modelo 115. En éste se incluyen todos y cada uno de los alquileres de locales que realizaste en el último año.
  • Modelo 190. También es una declaración informativa sobre las retenciones e ingresos a cuenta, junto a los rendimientos del trabajo. Es el resumen anual del modelo 111, en el que aparecen los trabajadores y profesionales que contrataste en el último año.
  • Modelo 425. Es el resumen anual del IGIC del ejercicio anterior.
  • Modelo 415. Se trata de la declaración tributaria en relación a las operaciones económicas con terceras personas para los sujetos pasivos del IGIC.
  • Modelo 347. Es una declaración informativa de las operaciones realizadas con terceros, bien sea un cliente o un proveedor, en las que se haya superado los 3.005,6€ durante el ejercicio.

Cierre fiscal y contable del ejercicio 2018

En definitiva, te hemos contado, a grandes rasgos, cuáles son los diferentes modelos y documentos para tener todo en regla con Hacienda. Recordando que, generalmente, el cierre fiscal sucede el 31 de diciembre. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada autónomo y pyme es diferente, y que tal vez no tengas que presentar todos estos modelos, o pagar ciertos impuestos. Además, también hay que tener presente las deducciones a las que puedes acogerte. No olvides que si el trabajo se hace bien, puedes ahorrarte un dinero en el cierre fiscal y pagar menos, en vez de más.

Para los empresarios y autónomos esto supone todo un reto, no solo en la presentación de los modelos, sino en el hecho de llevar un control exhaustivo de toda la documentación. Aquí es donde radica la importancia de contar con una asesoría fiscal y contable como la de González Abogados y Asesores. ¿Por qué? Nosotros contamos con un servicio integral para que te despreocupes completamente de la contabilidad y fiscalidad tanto si eres autónomo, como si tienes una pyme.

En González Abogados y Asesores creemos que es importante que te dediques a lo que mejor se te da: tu proyecto. Porque no necesitas tener conocimientos en materia contable y fiscal. Porque, para eso, ya estamos nosotros. Por ello, te ofrecemos una primera cita gratuita con nosotros, en la que hablaremos de tu empresa, de tus necesidades y de las posibilidades que hay. Así mismo, te asesoraremos en los pasos a seguir y en las exigencias legales que debes cumplir. Informándote de tal forma de la necesidad de trabajar con una asesoría fiscal y contable para evitar sorpresas con Hacienda.

Mejor Llama

 

GonzalezAbogados

Author GonzalezAbogados

More posts by GonzalezAbogados
Call Now Button
TE LLAMAMOS SIN COMPROMISO

Despreocúpate, nosotros te llamamos.

Si vas a emprender, déjanos tu teléfono y te llamamos para despejar todas tus dudas de forma totalmente gratuita.

    USO DE COOKIES

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

    ACEPTAR