fbpx

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir una asesoría?

By noviembre 26, 2020 Blog

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir una asesoría? Es una pregunta que se formula cualquier emprendedor que de sus primeros pasos o cualquier empresario o autónomo que no está satisfecho con la asesoría con la que trabaja. Contestar a esta pregunta nos lleva a formularnos otra pregunta: ¿Qué esperas de tu asesoría?

Todo en la vida es cuestión de las expectativas que tengas, de lo que esperes de cada persona, de cada momento o de cada producto que adquieras y servicio que contrates. Habrá cosas sobre las que decidas no esperar nada y dejar a la vida fluir. Esto es positivo en algunos aspectos vitales ya que evita la frustración y caer en el desencanto. Pero en otros aspectos, como cuando hablamos de economía, finanzas, impuestos, no podemos dejar nada en manos de azar. El primer motivo y básico, es que desentendernos de nuestras obligaciones fiscales puede causarnos muchos e importantes problemas con la Administración y sus consecuencias pueden ser desastrosas. Así que puedes conformarte con contratar los servicios de una asesoría que únicamente presente correctamente tus impuestos en plazo y forma. Sin exigir más. Puedes hacerlo. Pero seguro que esperas más. Y en ese «más» posiblemente esté el mantener una comunicación fluida con los asesores. Es algo que deberías tener en cuenta porque puede variar tu experiencia como empresario, autónomo o emprendedor y seguro repercutirá en las cuentas. 

Reunión en González Abogados y Asesores- foto de archivo

La información es poder, y no siempre tenemos acceso directo a ella. El día a día, gestionar nuestras empresas, el trato con el cliente, estar pendiente de los empleados, contribuyen a que nuestra rutina se convierta en un «apaga fuegos». Eso, unido a poca formación que tenemos de base, generalmente, sobre estos asuntos, hace que ignoremos vías que faciliten nuestro trabajo y nos ayuden a obtener beneficios para que en este caso sí, el negocio fluya sin sobresaltos. Por eso, es importante que la asesoría que elijas sea accesible, que puedas plantearle tus dudas cuando surjan, que ofrezcan soluciones pero además, que se anticipen a tus necesidades. 

Pongamos un ejemplo en el que se marca la diferencia entre una asesoría correcta y una implicada que velar por tus intereses. Imaginemos una llamada de teléfono entre tu asesor y tú: 

Caso A: Asesoría correcta

« Antonio, ya tengo la cantidad que debes pagar. Te lo cargan mañana en la cuenta». De buenas a primeras, el día antes, sin ningún margen para planificar, te informa de que al día siguiente Hacienda, por ejemplo, retirará concretamente una cantidad. Posiblemente, y más en este momento, sea cual sea esa cantidad, supone un mazazo para tu bolsillo. Incluso puede ser que no dispongas de ese dinero. 

Caso B: Asesoría implicada

«Antonio, ya tengo aquí la cantidad que debes pagar. Creo que tal y como está la situación ahora mismo, sería oportuno solicitar un fraccionamiento. Te dará margen para reunir el dinero y poder afrontar los pagos. Además, hemos observado que has tenido unos costes excepcionales por una reforma que has hecho para adecuar el local a la pandemia, ¿sabes que hay una subvención de la que puedes beneficiarte para soportar esos costes? Te la vamos a solicitar, igual que una que hay para la digitalización, así podrás cambiar la página web que me dijiste que tenías obsoleta. Si nos la conceden te puedo recomendar a otro cliente que las hace, es muy bueno y además ofrece facilidades de pago». 

¿Percibes la diferencia? Posiblemente la segunda opción cobre más mensualmente por sus servicios, pero supondrá un importante ahorro económico si miran por tus intereses y un ahorro en sobresaltos. 

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir tu asesoría. Hay asesorías que solo ofrecen o asesoramiento contable o laboral o fiscal. Contratar esos servicios por separado implica que ninguno de estos profesionales tendrá un visión global de tu empresa. Eso supone un riesgo a la hora de tomar decisiones. Los tres ámbitos están interrelacionados, por lo que deberías tenerlo en cuenta a la hora de tomar la decisión sobre qué asesoría elegir. 

González Abogados y asesores-foto de archivo

En nuestro caso, ofrecemos también asesoramiento legal. Más pronto o más tarde todas las empresas lo necesitan. Por ejemplo, en el momento actual, muchos de nuestros clientes han encontrado en nosotros el respaldo necesario para renegociar los alquileres de sus negocios o lamentablemente, para negociar despidos o cerrar de la forma más favorable sus empresas. Incluso, conociendo bien la situación financiera de nuestros clientes, ha sido más sencillo llevar a cabo un proceso de divorcio. ¿Y esto qué tiene que ver?, te preguntarás. Pues mucho. Es una realidad contrastable que cuando el dinero sale por la puerta el amor sale por la ventana. De nuevo, contar con toda la información se hace vital para gestionar satisfactoriamente un tema tan personal como este. Vida personal y profesional están casi siempre ligadas. Lo que nos pasa en un ámbito nos afecta al otro y viceversa. 

¿Cómo se valora económicamente el valor de la empatía? Es incalculable. Que el asesor que elijas sea capaz de ponerse en tu lugar hará que te ayude a tomar decisiones acertadas y a evitar problemas. El ejemplo que hemos puesto de la llamada de teléfono es un ejemplo de ello. El primer asesor te da el dato y básicamente te dice: «Pagarlo es tu problema». El segundo, el que está comprometido con tu empresa, empatiza contigo, y aporta soluciones. Posiblemente el primero te vea únicamente como un ingreso a fin de mes, el segundo, como una persona y es capaz de trascender su propio interés, es capaz de trabajar más horas, para que tú obtengas un bien mayor. Tu empresa, es su empresa. El objetivo básicamente es el mismo, que sigas siendo su cliente, pero el segundo te da ese valor añadido, ese «algo más» que te hace sentir que tu asesor es un buen compañero de viaje en el que puedes confiar y que lo necesitas a tu lado. Se preocupa de generar sinergias entre sus clientes, e igual que te ha recomendado a una persona que hace páginas web, recomendará tu servicio cuando lo vea oportuno. Esa es parte de su eficiencia. 

«Tu satisfacción es nuestro objetivo, porque si a ti te va bien, a nosotros nos irá bien»

Muchos de los clientes que llegan a nuestras oficinas, lo hacen porque otro cliente les ha recomendado. Nosotros no necesitamos que nos llames para preguntarnos si hay alguna subvención o ayuda disponible de la que te puedas beneficiar; las conocemos, estamos pendientes de cuando salen, de los requisitos que piden, igual que tu trabajo te exige unos conocimientos de la labor que estás desarrollando, descifrar las bases para solicitar una ayuda, es nuestro trabajo, igual que anticiparnos y llamarte para proponértelo. Tu satisfacción es nuestro objetivo, porque si a ti te va bien, a nosotros nos irá bien. 

Creemos en el persona a persona, en la atención individualizada, cada caso, cada empresa, presenta sus peculiaridades, así que si quieres, busca cinco minutos y llámanos, esa llamada puede ahorrarte mucho tiempo en el futuro y muchos imprevistos que gracias a la profesionalidad de nuestro equipo a buen seguro pueden preverse. ¿Hablamos? 

LLÁMANOS

GonzalezAbogados

Author GonzalezAbogados

More posts by GonzalezAbogados
Call Now Button
TE LLAMAMOS SIN COMPROMISO

Despreocúpate, nosotros te llamamos.

Si vas a emprender, déjanos tu teléfono y te llamamos para despejar todas tus dudas de forma totalmente gratuita.

    USO DE COOKIES

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

    ACEPTAR